• Andy Pérez Ochoa

La farra le gano a la coherencia y la propuesta.


Quito es curiosa por naturaleza, es capaz de sorprendernos meteorológicamente y por ilógico que parezca también políticamente, aún cuando debería ser el centro de la política. Eso pasó en estas elecciones iniciando por tener tantos candidatos que de entrada el ganador sería elegido por menos del 30% de la población, una completa locura, pero de esa forma se ha estructurado la "democracia" gracias a un personaje que construyó un país como si fuera su hacienda para reinar toda la vida.


A continuación comparto lo que estoy sintiendo, no para quejarme ni culpar a alguien, simplemente me ayuda a retomarlo todo y avanzar con fuerza.

¿Quién ganó?

Considero que ganaron aquellos que han sido desplazados, el voto que simplemente quiere sentirse representado, respetado, sin importar el pasado de quien podría representarlos, un voto que sin haber leído ni una letra del plan de gobierno de quien votaban lo defienden por "cague de risa y los conciertos". Un voto sin sentido pero que advierte que la desigualdad podría terminar (Espero que sea así). Espero de verdad que esto cambie, que con la gestión se hagan las cosas en los lugares que las personas lo necesitan.

Pienso que también ganó el voto de joda, el de los jóvenes (no todos oooobvio), sordos de las advertencias de quienes han estado más en este mundo. Me recuerda a la típica frase de nuestros padres cuando te dicen "no hagas eso" y pum!! como "doños huevas" y ahí están los resultados. Me gustaría poder tener esa data pero no es posible.

También ganaron los amigos y los conocidos de quienes han sido electos, que buscarán la forma de beneficiarse, ojalá con trabajo y servicio a la ciudad y no solo por su vinculación. Sin embargo, espero que Yunda sepa atender a todos quienes votaron y no, por él. Con ética, orden, transparencia, honestidad. Aunque sus credenciales son los opuestos.

¿A Yunda?

Lo subestimé, mejor dicho pensé que en mi ciudad la gente si se informaba antes de tomar decisiones, pensé que el hecho de que usted piense hacer "Quito grande otra vez" era suficientemente repulsivo para ignorarlo. Me equivoqué.

Vende humo y circo, eso es lo que fue su campaña, llena de anuncios en todo momento y lugar, con un aparataje comunicacional que NADIE más en el Ecuador podría permitirse, ahí está demostrado que la comunicación es poder y no debe estar en manos de pocos. Pero obvio poco le importará eso porque su troncha estuvo hecha gracias a su gran amigo Correa.

Sin más para usted, le pido que trabaje, pero de verdad. Lejos del chiste vulgar, los clasismo, el sexismo, el doble sentido y la ridiculización de todo. Póngase serio y piense que debe ganarse todavía a 8 de cada 10 quiteños. Si necesita ayuda búsquela, rodéese de gente honesta, que quiera servir, que esté dispuesta incluso a no ganar nada a favor de servir a la ciudad.

¿Qué pienso yo?

No sé si alguien los 2 de cada 8 se atreva a decir que lo representa. Eso era algo que iba a pasar y que ahora hacen que se reviva una riña estúpida que pudiera hacernos vivir otro fenómeno de división que ya se nota en la redes (Los "Pura Sangre", contra los Atahualpas; Los "Pelucones" contra "El pueblo") pero esta vez más intenso, más crudo y más violento de que lo que conocemos. De corazón espero equivocarme y estaré pendiente para que eso no suceda. Ruego por que no caigamos en la miopía de vernos diferentes, teniendo tantas cosas que nos hacen IDÉNTICOS.

Las plataformas digitales jugaron un rol importante en la elección la percepción de los quiteños, entre campaña sucia, memes y anuncios con propuestas la cosa se fue poniendo más dura, más cara la pauta y más intensas las interacciones reguladas de toll centers que insultaban y agredían sistemáticamente.

Allí también debo admitir que la campaña de Yunda fue muy fuerte y por los resultados eficaz, eso si con una carga muy importante de inversión, a ojo de buen cubero al menos 50K para el flujo de Facebook, Google y demás.

El empapelamiento de la ciudad debe terminar, las caravanas, también los conciertos y el circo. Debe primar la construcción de ideas, la honradez, la transparencia, la decencia, el liderazgo y la voluntad de servicio. Si no cambiamos eso estamos destinados a jamás explotar todo nuestro potencial como ciudad, como ciudadanos, como personas de bien. (Aplaudo a Holguín que tuvo los huevos para hacerlo)

Finalmente, todo este sentimiento de impotencia, rabia y decepción solo me hace querer llorar, estoy muy triste y aterrado por lo que podría pasar, no solo en la ciudad sino también en la Provincia que es punto y aparte. Estoy aterrado por la repartición, la troncha y el abuso, porque retrocederemos unos cuantos años atrás si permitimos que Yunda (con toda su experiencia) y sus aliados, arrebatan a la ciudad el derecho de ser próspera, libre de corrupción y enfocada en generar un ecosistema de apoyo a las iniciativas tecnológicas, al ambiente, a la vida de ciudad.

Espero que para el 2035 al volver y querer ser Alcalde, todo esto haya cambiado, pongo mi fé en ello y comprometo mi trabajo a hacerlo realidad.


6 vistas

Vallejo Larrea N64-34 y José Figueroa

+593 984252594

andres@inmarketing.top 

  • Facebook - Andrés Pérez Ochoa
  • Instagram - Andy Pérez Ochoa
  • Linkedin Andres Perez Ochoa
  • Twitter - Andy Pérez Ochoa